lunes, 14 de septiembre de 2009

The Unborn (2009) La profecía del no nacido




Prometía mucho pero no cumplió... The Unborn es como una colcha de retazos con partes del aro, el exorcista, y otras tantas pero que en conjunto no va para ningún lado. Caí en la trampa atraído por un poderoso cartel que muestra lo mejor de la cinta (Las pompas de Odette Yustman), por el prestigio de estar escrita y dirigida por David S. Goyer, el talentosísimo guinista de The Dark Knight y de la saga de Blade entre otras joyas y la presencia de uno de mis actores de culto: Gary Oldman.


Pero hombre, The Unborn es como la selección Colombia, tiene todo para ganar pero pierde de la manera más vergonzosa posible: Una pareja de gemelitos judíos (niño y niña) es sometida a bizarros experimentos a manos del sádico nazi Josef Menghele (Doctor Muerte), uno de ellos, el niño, muere pero su cuerpo es poseído por un malvado espíritu antiquísimo (Dybbuk) que busca vengarse de su hermana (Sofi), quien le dió muerte de nuevo al espíritu intruso dentro del cuerpo de su finado hermano. Como venganza, el Dybbuk acecha a la pequeña niña hasta la América de nuestros días y a sus descendientes: su hija muere por un aparente arranque de locura y ahora se le manifiesta a la linda Casey, la joven protagonista de la historia y sobre quien recae la responsabilidad de detener al Dybbuk con la ayuda del rabino Sendak (Gary Oldman) y su combo quienes realizarán un exorcismo para eliminar la maligna presencia.


Nazis locos, niños poseídos, ancestrales ritos judíos, protagonista hermosa en cucos, Gary Oldman y nisiquiera así me pasé tantas incoherencias y plagios frenteros a otras sagas terroríficas. Debe ser que Drag me to hell me dejó un referente alto difícil de superar pero The Unborn no llenó mis expectativas... igual la recomiendo para una noche entretenida porque al menos hace brincar del susto una que otra vez y el pequeño Unborn es verdaderamente macabro.

Calificación: 7.0/10 Donde 1 es la selección Colombia de 2009 y 10 la de la era dorada del pibe, asprilla, valencia...


No hay comentarios: