lunes, 31 de marzo de 2014

CAPITÁN AMÉRICA: EL SOLDADO DE INVIERNO

Bueno, reconozco que escribo esta entrada muy ansioso, pues me la tengo guardada desde el sábado. Pues bien, ésta película parece más una intriga de espionaje salida de la cabeza de Tom Clancy que una aventura súper heróica, y eso me encantó. 

Es que el Cap ya no come cuento.

Tenemos al Capitán Steve Rogers adaptándose al siglo XXII y a todos sus cambios, trabajando para SHIELD a la batuta de Nick Fury. Nuestro estimado Cap comienza a cuestionarse sobre las órdenes que obedece y el carácter ético de sus misiones, motivo por el cual comienza a descubrir que HYDRA nunca se acabó, que su sacrificio fué en vano porque ahora está infiltrada en SHIELD.

Una variedad e insólita presentación de personajes clásicos de Marvel: Bartoc (el franchute acróbata) aquí es un mercenario argelino que pelea hombro a hombro con el capi; Armin Zola, el cerebro científico de HYDRA ahora es una máquina a lo Matrix, Falcon ahora es un patiño del capitán con un traje especial desarrollado por SHIELD entre otros. (Hay 2 escenas post créditos con guiños a Avengers 2, no se salgan de la sala hasta que los echen).

También existe un latente y constante flirteo de parte de Viuda Negra hacia el cap, quien sigue VIRGEN A LOS 90, entonces queda abierto un posible romance en una venidera película.

Amor adolescente.

Un guiño a el personaje de Samuel Jackson en Pulp Fiction me hizo desternillar de risa (epitafio de nick Fury: Ezequiel 25:17), y las chicas de la película como siempre encantadoras.

El villano principal, El Soldado de invierno estuvo bastante bien. Con un drama interno que hace que al final se incline por el bien (pareciera). Bastante acertado Robert Redford como Alexander Pierce, jefe de jefes de SHIELD y agente de HYDRA encubierto, un actor frecuente en los dramas de espías acá brilla por su cinismo y nombrando en dos ocasiones una misión en la que Nick Fury lo salvó en mi amada Bogotá en una negociación con el ELN. Como siempre Stan Lee la rompe con sus cameos, esta vez como celador del Smithsoniano.

No podría ser de otra forma, ésta es la mejor película de lo que lleva el 2014 a mi humilde criterio.

Calificación: 9/10 donde 1 es ese pinche hombre araña de SONY pictures y su tracamanada de villanos en CGI de $2.oo y 10 toda la literatura del recién finado Tom Clancy del que he disfrutado varios libros, películas y videojuegos de intrigas militares y de espionaje.



2 comentarios:

Jean Andres Santacoloma dijo...

Parce, complicado comentarla sin hacer spoilers, pero de acuerdo, tal vez es lo mejor que ha sacado Marvel hasta ahora. es que hasta el cameo de Stan Lee es un nota

Edwin Pachön dijo...

DE ACUERDO JEAN, pero ud sabe que con Marvel ese cuento de las muertes es un total despiste: El agente Coulson no murió, tampoco Thor perdió su mano, ahora creo que tenemos Nick Fury para rato y creo que Armin Zola en versión MODOK.