martes, 21 de julio de 2015

Reseña: ANT-MAN, EL HOMBRE HORMIGA



Ant-Man es la nueva apuesta de Marvel Pictures y Disney para cerrar con broche de oro la fase dos de su universo cinematográfico e iniciar un nuevo ciclo con caras frescas e historias poco menos conocidas que la de los muy populares Avengers. Fue un proceso accidentado en el que hubo cambio de en la silla de dirección por diferencias en la línea creativa entre el estudio y el director  Edgar Wright, quien se caracteriza por un refinado sentido del humor (bastante fino). Posteriormente Wright fue reemplazado por Peyton Reed quien conservó el tono de comedia de la gran mayoría del guión escrito por Wright.


Ant-Man funciona por muchas cosas que se alinean a su favor: Paul Rudd protagoniza esta cinta dándole carisma y humor al personaje de Scott Lang, un brillante exconvicto que se redime ante la sociedad heróicamente actuando como Ant-man. Michael Douglas es la cuota de credibilidad y respaldo actoral que se luce como el Dr. Hank Pymm (importantísimo en los cómics), Corey Stoll es el villano sin madre, un verdadero hijo de la gran puta directamente importado de la exitosa serie de Netfilx House of Cards donde también se luce. Pero la gran ovación es para el eterno secundario: Michael Peña quien brilla con sus dotes de comedia, es más que el típico latino, es el objeto de muchos momentos graciosos durante la película y a quien me gustaría ver más adelante protagonizando algo... que bien.

El momento cumbre que me desencajó la mandíbula: ((((SPOILER)))) Cuando Ant-Man se reduce subatómicamente: WOW! todo un viaje lisérgico guiado por Syd Barret se queda corto (muy Interestellar por cierto). ((((fin del SPOILER)))) La música bastante original, mucha música latina, de los 70´s (siguiendo la onda de los Guardianes de la Galaxia) y de gheto (lo que me gusta a mi, ja!)



Creo que esta película puede colarse en algún premio en la categoría de efectos visuales: Las Hormigas, los cambios de tamaño, las locaciones a escala de insecto son bastante bien logradas.

Esta película debe ser una de las de no perderse en la gran pantalla este año y lamento que la sala estuviera tan vacía el pasado viernes que la vi. Se arrepentirán mortales por perderse este bocadillo visual tan entretenido. No olviden quedarse hasta que los echen... El Capitán América tiene algo que decirles.

No hay comentarios: