lunes, 10 de agosto de 2009

Underworld: The rise of the lycans (2009) La rebelión de los licántropos


Ya era hora que alguna película de vampiros y hombres lobo volviera a encaminar el cauce del género después de la llegada de la ñoñería mayúscula de Crepúsculo (Twilight). No quiero que mi hijo tenga como referencia a los vampiros al tal Edward Cullen, el vampirito fluorescente de pacotilla de la cinta en mención.

Underworld: The rise of the lycans es la reivindicación del género que por estos días está de capa caída. Esta entrega es la precuela de las dos anteriores... aquí se nos muestra el origen de el odio entre las dos razas de inframundo, unos los amos (vampiros), otros la escoria, los esclavos (licántropos).

Se puede afirmar con el prepucio en una mano y en la otra un escalpelo que esta historia es comparable con la de Romeo y Julieta, Montescos y Capuletos enfrentados y en medio un amor que no se mide en distingos de orden social o racial: La hermosa princesa vampira Sonja se enamora de el licántropo-mascota-esclavo de su padre que no es otro que el buen Lucian (interpretado por el poderoso Michael Sheen).

Encontraremos más de la agradable estética planteada en las otras dos cintas de Underworld, al chévere de Billy Nighy en el papel de Viktor, el vampiro más propio del parche y a la linda Rhona Mitra que aunque chusca, nunca igualará a Kate Beckinsale en ese apretado disfraz de vampira con mini uzi... Como chiva, anticipo que Underwold 4, por llamarla de algún modo llegará a la gran pantalla en 2011 y en 3-D.

Calificación: 7.8/10 donde 1 es una familia de vampiros jugando béisbol y 10 Gary Oldman en Drácula de Ford Coppola

Trailer:

No hay comentarios: