lunes, 5 de abril de 2010

[•REC]2

De nuevo la dupla Blagueró-Plaza la saca del estadio con la secuela de [•REC], retomando la acción en el mismo instante en que termina la anterior entrega. Un grupo especial de policía (algo así como un SWAT español) se dispone a entrar al edificio "contaminado" acompañando a un supuesto empleado de salubridad del ayuntamiento quien está a cargo de la operación; pero adentro, es cuando la trama da un giro hacia lo sobrenatural ya que éste fulano resulta ser un cura exorcista enviado por el mero Vaticano a resolver el misterio de la niña Madeiros y así curar a los infectados-poseídos. No cuento más.

Buen gore, buena cinematografía, excelente trama, y tamaña sorpresa con la reaparición de la bella reportera Ángela Vidal, personaje que nos deja en ascuas en la primera parte. La mejor actucaión sin dudala del cura exorcista y su acento inglés, con su coraje no duda en darle plomo a cualquier poseído sin importar su edad. Un final inquietante que nos deja la puerta abierta a una tercera entrega ya fuera del edificio iniciando una plaga de poseídos sin comparación.
Calificación: 8/10 Donde 1 es Quarantine y 10 es [•REC]

2 comentarios:

Jape dijo...

Indudablemente es mejor la primera, pero es una secuela digna, aunque a mi el tema religioso-católico no me va.
Mi parte favorita es:
-DISPARE, DISPARE...
-SOLO ES UN NIÑO, JODER!
-NO!....No lo es
PUM!

ED667 dijo...

de acuerdo Jape, ese cura es un cabrón de lo más cool.