lunes, 19 de mayo de 2014

DESENGUAYABANDO CON NETFLIX: WARRIOR (2011)

Ayer pasé un comatoso día de resaca que hubiera sido peor si no contara con el bendito servicio de Netflix y su variado catálogo de rarezas que muchas veces pasan sin pena ni gloria por estas tierras. Warrior es una película centrada en un torneo de artes marciales mixtas (MMA) con dos dramas paralelos de dos hermanos separados en la juventud: Tommy es un Marine desadaptado, desertor que fué héroe en Irak y que llega al octágono para ganar el premio mayor y donarlo a la viuda de su mejor amigo muerto en combate; y Brendan, un abnegado padre y esposo, profesor de secundaria que se ve obligado a subir al octágono para no perder su casa.


Ambos hermanos son polos opuestos, los une el odio por su padre: Un alcohólico Nick Nolte (muy pasado) que espera redimirse con sus hijos al final de sus días. Las actuaciones de Tom Hardy y Joel Edgerton son bastante verosímiles y las peleas son geniales... Pata, puño, sangre, tensión y suspenso. 

A todos los que detestan el futbol, las comedias nacionales, y el periodismo amarillista dominical este servicio de Netflix les funcionará de maravilla, y Warrior lo pondrá una vez le pase el guayabo a acondicionar su cuerpo y a buscar tropel por los callejones.  ;)



Como dato curioso, Joel Edgerton fue el joven Owen Lars, padre adoptivo de Luke Skywalker y hermanastro de Anakin.




No hay comentarios: