martes, 3 de junio de 2014

PIRATAZO DE FIN DE SEMANA: ROBOCOP (2013)

No soy amigo de los remakes, y en este caso tenía sentimientos encontrados: Por una parte veía unos trailers con gran despliegue visual, un reparto de primera y por otro lado la nostalgia de esa cinta de culto ochentera con violencia explícita y crítica social frentera.  A pesar de estar clasificada para mayores de 13 años (la original era R, mayores de 18) y de carecer de el lenguaje cinematográfico de paul Veerhoven, esta peli para mi salió bien librada.

PURO ESMAD BOGOTANO
Este reinicio de Robocop respeta bastantes cosas de la idea original y se toma algunos atrevimientos que no desentonan para nada en estos tiempos modernos.

Alex Murphy es un policía incorruptible de Detroit en el año 2028 que se da a la caza de un mafioso que tiene comprada a la autoridad, llega a un punto de su investigación que para detenerlo, la mafia le causa un atentado en el que este ejemplar hombre de familia pierde audición, vista, una pierna y un brazo y quemaduras de 4 grado en lo  que queda de su amputado cuerpo. Es entonces cuando la oportunista empresa OmniCorp le pide a la esposa de Murphy que autorice salvarle la vida a Alex permitiéndole ser parte de un plan en el que con biomecánica pueda servir a la policía siendo una máquina con conciencia humana.

EL MOUNSTRO DE FRANKENSTEIN DESATADO
Esa lucha entre lo bueno y lo malo que ocurre en nuestra cabeza empieza a generar en Murphy reacciones inesperadas para Omnicorp que depende de resultados y favorabilidad del Robot policía, haciendo experimentos para anular su conciencia y discernimiento, pero todo es en vano porque la mente y los sentimientos prevalecen sobre la reprogramación.

Se luce Gary Oldman como el doctor creador de el engendro por encargo, con mucha carga emocional, también brilla Michael Keaton como un empresario inescrupuloso y Jay Baruchel como el bobo de mercadeo de Omnicorop.

Espectaculares escenas de acción, cienmatografía de videoclip, buen ritmo y un hijo de la changa  Jackie Earle Haley como Maddox, el supervisor de robots de Omnicorp. 

MADDOX HDP



Me mató ese final con I fought the law de The Clash, una perfecta metáfora de la sociedad moderna y su corrupción.




Calificación: 8.5/10 (10 para Robocop original)






No hay comentarios: