lunes, 6 de abril de 2015

RÁPIDOS Y FURIOSOS 7

Nunca había sufrido tanto mierdero para asistir a una película, y eso que tenía boletas compradas desde hace 15 días: Esto es un indicador del cariño y fidelidad de el público latinoamericano con la saga de Rápidos y Furiosos. Sala a reventar, público ansiosos de todas las edades, géneros y niveles socioculturales reunidos para confrontar algo más de dos horas de diversión, acción y velocidad.



La verdad el desespero que sentí al ingresar valió la pena... las palomitas y la coca-cola sabían a gloria, el público cautivo se comporta genial, un indicador más de el hit que presenciamos: nada de niños llorando, ni gente hablando bobadas... todos concentraditos en la película, como a mi me gusta.

Dominic Toretto y compañía están siendo cazados sistemáticamente por Deckard Shaw, el hermano mayor de Owen Shaw, el villano de FF6, quien se encuentra parapléjico e inconsciente por la muenda que le dieron en la pasada entrega. El primero en caer es Han, en la ciudad de Tokio, lo que sirve como pretexto para justificar la presencia de Toretto en el final de la tercera entrega: Tokyo Drift.

Un despliegue de hermosas escenas de acción en diferentes parajes de Azerbayan, Abu Dhabi y Los Ángeles que ponen a prueba cada vez la creatividad y la pericia de los dobles de riesgo y de los autos que es lo que más nos gusta.

que pecado con el LYKAN


Como colofón el emotivo discurso de Dom, es decir del propio Vin Diesel a su amigo Paul Walker en el que se despide y se cierra con broche de oro la participación del personaje de Brian O´Connor. Fantástico: Se prenden las luces y es inevitable reconocer a la gente con los ojos llenos de lágrimas.

Perradas como un cameo de Romeo Santos nos demuestran que los productores saben a quien le están hablando, pues el fanbase de latinos es enorme. Se les perdona esa abominación... Para el futuro queda abierto si el equipo queda trabajando para el gobierno a órdenes de el carismático Kurt Russel (el mismísimo Snake) o si ya se detienen a disfrutar del botín de Brasil, o tal vez se dedicaran a resolver qué pasó con Tego y Don Omar cuando usaron su fortuna en un casino... Todo un misterio.

Una película que supera las expectativas: Grande Jason Stathman como villano, Excelente duelo de Paul Walker con Tony Jaa, The Rock como siempre, un derroche de testosterona y humor. Todavía hay tela para cortar.

Definitivamente hay que verla en cine.




No hay comentarios: